“Ataúdes para meditar”: Las críticas contra AmaZen, las cabinas de relajación de Amazon para sus empleados

“Ataúdes para meditar”: Las críticas contra AmaZen, las cabinas de relajación de Amazon para sus empleados

La críticas a AmaZen no han ayudado a limpiar la imagen de la compañía en los últimos meses con relación a los derechos laborales.
La críticas a AmaZen no han ayudado a limpiar la imagen de la compañía en los últimos meses con relación a los derechos laborales.Video Amazon

¿Estresado en el trabajo? ¿Qué le parece tomarse una pausa y entrar a una especie de cabina telefónica para sentarse a mirar videos sobre relajación? Esa es la nueva propuesta del gigante Amazon para reducir la carga de estrés y cansancio de sus empleados. Las cabinas se llaman AmaZen y su implementación llega en el marco de la enorme cantidad de críticas que ha recibido la empresa por las condiciones laborales de sus empleados.

Según ha explicado la compañía, el AmaZen —cuyo nombre original es “Mindful Practice Room” (cuarto de prácticas para la plenitud mental)— forma parte del proyecto Working Well que Amazon lanzó el 17 de mayo. El programa ha sido descrito como “una combinación de actividades físicas y mentales, ejercicios para el bienestar y apoyo para una alimentación saludable para ayudar a los empleados a recargarse y revitalizarse”. Las cabinas de relajación serían una de las múltiples estrategias de este proyecto.

Dentro de las cabinas, ubicadas en los edificios de la empresa, hay plantas en una repisa y un ventilador, así como panfletos y carteles de relajación y nutrición en las paredes. Un video colgado por la compañía muestra que también hay un ordenador con una especie de lista de reproducción de videos de relajación y meditación. En ese vídeo, la creadora de AmaZen, Leila Brown, explica que se trata de “un quiosco interactivo en donde [el empleado] puede navegar por una librería de productos de salud mental para recargar sus baterías internas”. Pero no todos parecen haber adoptado el concepto tanto como ella.

“Un ataúd zen”

De hecho, el video fue retirado de la cuenta oficial de Amazon en Twitter a las pocas horas de su publicación, tras la avalancha de críticas que comenzaron a llegar por diversas plataformas. Las cabinas AmaZen han recibido todo tipo de apodos por parte de los usuarios. Algunos las han descrito como “ataúdes zen”, “espacios para llorar”, “cuartos de desesperación”, “frigoríficos zen” y hasta “manicomios individuales”.

Incluso Iñigo Errejón, diputado de Más País, ha criticado el proyecto. “Un armario de la desesperación para irse a llorar cuando por la falta de derechos te come la ansiedad. La alternativa al futuro verde es el futuro Black Mirror”, ha tuiteado el líder político en su cuenta oficial.

Las críticas no han ayudado a limpiar la imagen de la compañía con relación a los derechos laborales. En abril, Amazon aumentó el salario mínimo a sus empleados y acordó un aumento salarial para 500.000 de sus trabajadores. La empresa también fue duramente criticada por pagar “pocos impuestos” en comparación con sus grandes ventas y por sus prácticas monopolíticas.

Hasta el momento, no ha habido una respuesta por parte de Amazon sobre el futuro de sus cabinas de relajación, aunque la publicidad del AmaZen ha sido retirada. Lo que sí es seguro es que para evitar más críticas, el gigante tecnológico deberá replantearse su concepto de “actividades físicas y mentales y ejercicios de bienestar” que define en su programa de Working Well.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*

×

Hola

Deseas mayor información, escríbeme.

×