Compartir rincones secretos de España para descubrir de nuevo el placer de viajar

Compartir rincones secretos de España para descubrir de nuevo el placer de viajar

El turismo de interior ha cobrado este año más importancia que nunca. Tras un 2020 en el que los efectos de la pandemia provocaron una caída histórica, los viajes nacionales son imprescindibles de cara a la recuperación de un sector clave para la economía española (supone el 12,4% del PIB del país). “La pandemia ha rescatado y reforzado el destino rural, un destino poco masificado y seguro”, explica Fernando Valdés, secretario de Estado de Turismo. “Para este verano, la ocupación en este tipo de turismo alcanza una cifra superior a la de los veranos previos a la pandemia, cinco puntos por encima del 41% del verano de 2019, aunque no llega al 55% alcanzado en 2020. Y ello porque este año, gracias a la vacunación, el turista elige todo tipo de destino. Los recientes datos publicados por Enaire indican que los vuelos nacionales en julio alcanzaron el 91% de los que hubo en el mismo mes de 2019”.

Más allá de los datos, necesarios para nuestra economía, existe otra tendencia relacionada con los tiempos actuales que incide en la manera en la que viajamos. En la era de las redes sociales, utilizamos la imagen para resumir experiencias, compartiéndolas para sugerir un ideal de vida. En esa inclinación a mostrar paisajes idílicos, es habitual potenciar lo exótico y lo lejano, olvidando lo que tenemos más cerca. España es el tercer país del mundo con más designaciones de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, entre ellos, 15 ciudades y cuatro bienes naturales. Una riqueza que en muchas ocasiones pasamos por alto, y que esconde un gran número de lugares que merecen ser descubiertos.

Un país en alta definición

Descubrir muchos de esos lugares que están cerca de nosotros y conseguir que los valoremos tanto como otros más remotos es el cometido de El País Oculto, la iniciativa puesta en marcha por Samsung para potenciar el turismo local. Desde mediados de junio hasta principios de agosto, los usuarios han podido compartir las imágenes de sus rincones ocultos de la geografía española a través de Instagram, utilizando el hashtag #TuRincónOculto, que se iban mostrando a través de la plataforma elpaisoculto.es, formando un mapa de tesoros para el viajero.

La pandemia ha rescatado y reforzado el destino rural, poco masificado y seguro. Este verano, la ocupación en este tipo de turismo supera en cinco puntos el 41% de 2019

Fernando Valdés, secretario de Estado de Turismo

Las casi 3.000 imágenes recibidas han conformado una cartografía de rincones por explorar en toda España, en los que Andalucía (con cerca de 300 fotos), Cataluña (con 241) y Galicia (185) han sido las más representadas. De entre todas las fotografías recibidas, un jurado formado por profesionales expertos en fotografía ha seleccionado las mejores, cuyos autores han sido premiados con un smartphone Galaxy S21 Ultra 5G, con tecnología 8K. En ellas descubrimos cinco joyas: el Pantano de Eriste (Huesca); la playa de Echentive (La Palma); el Palacio Episcopal de Astorga (León), diseñado por Gaudí; el singular Dragón de la Calderona (Comunidad Valenciana) y el desfiladero de Urrácal (Almería). Sin embargo, hay muchas más.

Tesoros de norte a sur

Asomarse a la plataforma elpaisoculto.es supone descubrir un gran número de lugares que a menudo pasan desapercibidos para elegir destino, pese a estar muy cerca. También representa una manera en la que poner en valor todos aquellos parajes de gran belleza de cada comunidad. Gracias a los participantes se pueden rememorar algunos de los enclaves históricos de cada ciudad, así como descubrir otros rincones más escondidos que han ido aumentando su fama gracias a aplicaciones como Instragram. Con sus instantáneas, los usuarios han plasmado la riqueza paisajística de la geografía española: desde pequeñas calas con encanto o acantilados que ofrecen unas vistas espectaculares a espacios naturales con cascadas escondidas pasando por entornos urbanos contemporáneos o edificaciones de épocas pasadas.

Si comenzamos un recorrido virtual por Galicia, podemos admirar las vistas desde el antiguo castro fortificado de Baroña, que se remonta a la Edad de Hierro, o contemplar las puestas de sol en la Playa de Area Longa, en Camariñas (A Coruña), por ejemplo. De allí podemos pasar a Asturias, descubriendo pequeños tesoros como la cascada del Chorrón, cerca de Villamayor, o asombrarnos con los bufones de Pría, espectaculares formaciones rocosas al borde de un acantilado. Siguiendo hacia el este por la costa cantábrica podemos fijar el objetivo (como han hecho los participantes en la iniciativa en Instagram) en otro paisaje al borde del mar, la costa Quebrada de Cantabria, o tomamos un descanso en los apacibles rincones de los Jardines de Piquio, en la Playa del Sardinero de Santander. Mañana podemos perdernos entre la neblina del Bosque de Otzarreta, en Vizcaya, o presenciar un atardecer en la Playa de Orio, en Guipúzcoa. Todo está cerca, todo apetece.

Da igual dónde se pose el cursor del ordenador o el dedo en el móvil, sobre el mapa. Continuando este recorrido en sentido descendente, rumbo al sur, nos adentramos en el valle del Baztán en Navarra, para buscar la meditación y el recogimiento el Monasterio de Valvanera, en La Rioja. La extensa Castilla y León ofrece dónde elegir, con sorpresas como los paisajes de Puebla de Sanabria, o las impresionantes formaciones rocosas de Fresno de Cantenpino. Mientras que si dirigimos la mirada hacia Aragón, descubrimos los paisajes de Ibones de Ordicuso, cerca de Panticosa (Huesca), o el monumental Monasterio de Rueda. Por citar solo unos ejemplos.

Las circunstancias, por tanto, nos han hecho mirar a nuestro entorno cercano para elegir destino vacacional, como reconoce el secretario de Estado de Turismo. “El hecho de que, según encuestas recientes, 8 de cada 10 españoles de los que van a ir de vacaciones declare que lo hará en nuestro país tiene, sin duda, un impacto muy positivo en el sector turístico”, sostiene Valdés, que también resalta el impacto económico de esta tendencia. “En el mes de junio de 2021, últimos datos disponibles, los afiliados en alta laboral vinculados a actividades turísticas aumentaron un 3,3% interanualmente, alcanzando un total de 2.288.126 afiliados a la Seguridad Social. Junio ha sido el primer mes desde marzo de 2020 en el que la tasa interanual de variación del número de afiliados ha sido positiva. Los afiliados en actividades turísticas supusieron el 11,9% del total de afiliados en la economía nacional. En cifras absolutas, los mayores incrementos se dieron en Andalucía, Baleares, Cataluña y Comunidad Valenciana”.

Esa populosa franja mediterránea, destino favorito de costa para muchos, también alberga tesoros ocultos, a juzgar por la participación en #TuRincónOculto. En los años 70, las fotos más cotizadas en las tiendas de revelado eran las cuevas del Drach (Mallorca), o el castillo de Peñíscola (Castellón), que siguen entre los rincones elegidos, por cierto. Pero ahora, la siguiente generación comparte incluso los lugares secretos, gracias a los smartphones y a Instagram. Desde las calas de port-Bou a los paisajes de Miravet, en Cataluña, descendemos por la costa hasta llegar a la Comunidad Valenciana, donde nos aguardan lugares que transportan a otra época como el castillo de Alcalá de Chivert, o pequeños paraísos como la Cala La Renegà. Saltando hacia las Islas Baleares, nos encontramos con estampas idílicas en Platja de Muro (Mallorca), o Binibeca, en Menorca. Y en Murcia nos detenemos en las cuevas marinas del Salto del Usero y pueblos tan pintorescos como Cabo de Palos. Nunca es tarde para mirar hacia adentro, incluso a dos pasos de la toalla y la sombrilla.

Andalucía, otro clásico del bum del turismo interior desde hace años, concentra también hoy el mayor número de destinos propuestos por los usuarios, con muchas opciones para escoger. En este caso, podemos contemplar parajes tan sugerentes como el Arrecife Las Sirenas, en el Cabo de Gata (Almería), o el Bosque de los Pinsapos, dentro del Parque Natural de la Sierra de las Nieves (Málaga), o perdernos por los rincones y fuentes de Priego de Córdoba. Y qué decir de los numerosos atractivos de las Islas Canarias, de entre los que podemos destacar la espectacular Cascada de Colores de La Palma, o la quietud de Charco Manso, en El Hierro. Paisajes, cultura, playas, bosques y pueblos de norte a sur que nos animan a descubrir más de un país que no se agota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*

×

Hola

Deseas mayor información, escríbeme.

×