Corea del Sur pone contra las cuerdas el sistema de pagos de Google y Apple en sus tiendas de aplicaciones

Corea del Sur pone contra las cuerdas el sistema de pagos de Google y Apple en sus tiendas de aplicaciones

El CEO de Apple, Tim Cook, escucha al presidente de EE UU, Joe Biden, en un encuentro en la Casa Blanca el pasado 25 de agosto.
El CEO de Apple, Tim Cook, escucha al presidente de EE UU, Joe Biden, en un encuentro en la Casa Blanca el pasado 25 de agosto.Evan Vucci / AP

Corea del Sur se ha convertido en el primer país del mundo en poner en jaque las lucrativas comisiones que los gigantes tecnológicos Google y Apple se embolsan a través de sus tiendas de aplicaciones. Un nuevo proyecto de ley exigirá a Google Play y App Store incluir sistemas de pagos alternativos a los de sus propias plataformas, lo que permitirá a los usuarios, por ejemplo, pagar directamente a los desarrolladores de programas (software) por utilizar sus productos.

La Asamblea Nacional de Corea del Sur daba luz verde el martes a una enmienda del Acta para los Negocios de Telecomunicaciones de 2011, la cual busca que los propietarios de tiendas de aplicaciones no obliguen a los proveedores de contenido móvil a usar un método específico de pago. Se espera que la nueva regulación entre en vigor este mes de septiembre, una vez haya sido firmada por el presidente Moon Jae-in, cuyo partido ha respaldado la propuesta, según recoge la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

Más información

La iniciativa también prohíbe que estas plataformas retrasen la aprobación de ciertas aplicaciones sin esgrimir un motivo de peso, que las eliminen de manera “inapropiada” o que fuercen a los desarrolladores a garantizar exclusividad. En el caso de que no cumplan con la regulación, estos establecimientos virtuales de ventas podrán ser multados con hasta un 3% de los beneficios que generan en el país.

Han Sang-hyuk, presidente de la Comisión de Comunicaciones de Corea del Sur, considera que el proyecto de ley se convertirá “en una piedra angular para regular las plataformas del mercado de aplicaciones en todo el mundo”, según informa The Wall Street Journal.

Tim Sweeney, fundador de Epic Games, ha calificado en su cuenta de Twitter el paso dado por la nación asiática de “hito en los 45 años de historia de la informática personal”. El programador estadounidense desafió el año pasado la hegemonía de Apple y Google al introducir un sistema de pago alternativo dentro de su popular juego Fortnite. En consecuencia, Apple Store y Google Play retiraron la aplicación de sus plataformas. Sweeney interpuso una demanda contra ambas en agosto de 2020 por prácticas monopolísticas de la que aún se espera veredicto.

Logo de la App Store de Apple.
Logo de la App Store de Apple.Patrick Semansky / AP

No son pocos los que, como Sweeney, opinan que los ingresos del referido par en este rol forzoso de intermediarios son tan exorbitantes como injustificados. Estos dos titanes de internet obtienen una comisión de entre el 15% y el 30% de cada pago por obligar a los desarrolladores a utilizar sus sistemas de compras internos. En dicha retribución se incluye el procesado de desembolsos con tarjeta, la seguridad, la privacidad, la tramitación de devoluciones y la asistencia técnica, así como la gestión de los impuestos y las tasas que las firmas deben pagar de las ventas o suscripciones. En respuesta a la medida que promueve Seúl, las empresas afectadas alegan, como elemento negativo, que permitir otros sistemas de pago pondría en riesgo la seguridad y la privacidad de los datos de los usuarios.

Según una investigación llevada a cabo por 37 fiscales generales de EE UU contra Google por monopolio en su tienda de aplicaciones, la empresa ganó 11.200 millones de dólares en beneficios y 7.000 millones de dólares en ingresos de explotación en 2019 a través de Google Play, astronómicos montos acumulados por concepto de pagos dentro de las aplicaciones y de anuncios en la tienda.

Tanto Washington como Bruselas han tomado cartas en el asunto contra las grandes tecnológicas a través de sus leyes antimonopolio. La Unión Europea ha propuesto la Ley de Mercados Digitales, destinada a impedir que los llamados guardianes de internet abusen de su posición, mientras que en EE UU también existe un proyecto de ley presentado ante el Senado que persigue el mismo propósito.

Ante las incesantes presiones, Apple redujo el año pasado del 30% al 15% la comisión de su App Store para aquellas empresas que no generan beneficios superiores al millón de dólares. Google daba un paso similar este almanaque, disminuyendo igualmente al 15% el porcentaje a pagar por el primer millón de dólares que facture anualmente cada desarrollador en su tienda de aplicaciones. La semana pasada, Apple fue todavía más allá anunciando que permitirá que los desarrolladores informen a los usuarios de opciones alternativas de pago externas.

Corea del Sur, el país más innovador de 2021 según el ránking anual que publica Bloomberg, posee una robusta economía de aplicaciones móviles. La Asociación Surcoreana de Negocios de Internet Móvil calcula que las ventas nacionales de contenido móvil alcanzaron el pasado calendario los 7,5 billones de won (6.500 millones de dólares) y estima que, este año, el mercado crecerá más del 20%. La institución calcula que las ventas totales de la tienda Google rondaron ingresos por un valor de 5 billones de won (unos 4.200 millones de dólares) en 2020, mientras que las de su par de Apple estuvieron alrededor de 1,6 billones de won (en torno a los 1.300 millones de dólares).

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, en un encuentro con su homólogo colombiano, Iván Duque, en Seúl el pasado 25 de agosto.
El presidente surcoreano, Moon Jae-in, en un encuentro con su homólogo colombiano, Iván Duque, en Seúl el pasado 25 de agosto.YONHAP / EFE

En marzo, cuando ya se rumoreaba que la administración de Moon Jae-in planeaba concretar este proyecto, la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos lo criticó en su Informe Estimativo del Comercio Nacional: “La obligación de permitir a los usuarios utilizar servicios de pago externos parece impuesta en detrimento específicamente de los proveedores estadounidenses, y amenaza un modelo comercial estándar que ha permitido que los desarrolladores de contenido surcoreanos lleguen a audiencias globales”.

Ku Ki-bo, profesor de Comercio Internacional de la Universidad Soongsil, opina que una guerra comercial entre Washington y Seúl es poco probable: “EE UU está revisando las medidas contra ese dominio del mercado, por lo que no creo que la ley se convierta en un problema para Corea del Sur. Probablemente la normativa suponga una oportunidad para las tecnológicas locales que quieren expandir su presencia en el mercado”, señaló en entrevista concedida a la agencia Yonhap.

La decisión surcoreana sienta un precedente para aquellos países que se han pronunciado al respecto y que están considerando aprobar legislaciones similares. El futuro inmediato terminará dándole la razón a quienes consideran que esta iniciativa beneficiará al mercado de las aplicaciones móviles al potenciar la competitividad o, por el contrario, a aquellos que defienden a capa y espada la idea de que, sin la actual mediación (monopolística) de los pesos pesados de la industria, los clientes no cederían sus datos de pago como lo están haciendo hasta la fecha y disminuirían ostensiblemente las ventas de muchos proveedores.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*

×

Hola

Deseas mayor información, escríbeme.

×