El televisor es la nueva oficina

El televisor es la nueva oficina

El teletrabajo es el futuro. Pero no tanto como lo fue en el pasado. Según el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI) durante el segundo trimestre de 2020, el teletrabajo se situó en el 16,2%, con más de 3 millones de personas trabajando desde sus casas. El porcentaje se ha reducido en el tercer trimestre hasta el 9,4%, acercándose a los dos millones de trabajadores. Las cifras se moderan, pero siguen doblando a las anteriores a la pandemia. Para sacar otro dato interesante hace falta indagar en las entrañas del estudio, donde se explica que el teletrabajo ocasional, el que el que se realiza algunos días sueltos, se mantiene por encima de los datos del año pasado. Apenas ha descendido desde que alcanzó su máximo, a principios de 2021. El teletrabajo resiste, pero es el trabajo híbrido el que se consolida.

Manel Fernández Jaria, profesor de economía de la Universidad Oberta de Catalunya y especialista en bienestar en el trabajo, cree que ahí está la clave. “El teletrabajo está aquí para quedarse”, explica, “aunque no siempre de forma pura. Hay muchas fórmulas: con dos meses de teletrabajo, tres días a la semana, días sueltos…”. Fernández Jaria cree que hemos vivido un enorme experimento sin precedentes sobre la viabilidad del teletrabajo. Y que los resultados no dan lugar a dudas: la cosa ha salido bien.

Según el informe de Adecco Remote Work in Western Europe se estima que el 36% de los trabajos se pueden realizar de forma remota. Para el porcentaje restante, del 64%, se puede plantear un modelo híbrido

Pero matiza también que el experimento no se hizo con las condiciones idóneas. “Ni los trabajadores ni las empresas estaban preparados para este cambio”, explica el experto. Las cosas han cambiado mucho desde entonces. El teletrabajo, o el presencial flexible, ya no es una obligación improvisada, sino una opción. Lo excepcional se ha convertido en rutina. Y debemos de hacer esa rutina más cómoda y eficiente. Y en esto la tecnología puede ser un aliado.

Asistir a clase o rematar el trabajo desde el sofá

Con las bases del teletrabajo asentadas, legal y psicológicamente, ahora es el momento de pasar a la acción. Esto conlleva también el adecuar nuestro equipo con productos que puedan pasar del ocio al modo trabajo. Las casas apuestan por la versatilidad y la capacidad de convertir sus elementos de ocio en útiles de oficina. Los televisores Neo QLED de Samsung nacen con esta filosofía. Funcionan como un televisor normal (todo lo normal que puede ser un televisor con la calidad de imagen más precisa y optimizada del mercado), pero se adaptan a las demandas del usuario y pueden pasar a modo oficina en un segundo.

La función Remote Access de Samsung Smart TV hace que se conecte a un PC a distancia con solo pulsar un botón y retoma el trabajo donde lo dejaste. Eso hace posible, por ejemplo, abandonar la oficina a la hora de comer para terminar las tareas desde el sofá al caer la tarde. O asistir a las clases de la universidad en pantalla gigante gracias a la app de Google Duo. Esta aplicación, disponible en los últimos modelos Neo QLED, QLED y The Frame*, permite realizar videollamadas desde el salón de casa con hasta 32 personas de manera fácil en una pantalla más grande y con la mejor calidad de imagen y sonido. Lo único necesario es tener una cámara web compatible.

La 'app' Google Duo, disponible en los últimos modelos Neo QLED, QLED y The Frame, permite realizar videollamadas desde el salón de casa con hasta 32 personas.
La ‘app’ Google Duo, disponible en los últimos modelos Neo QLED, QLED y The Frame, permite realizar videollamadas desde el salón de casa con hasta 32 personas.

Además de poder realizar videollamadas a pantalla completa, es posible visualizar otros contenidos al mismo tiempo gracias a la función Multi View, que permite dividir la pantalla del televisor hasta en cuatro partes en los modelos Neo QLED 8K y en dos en el resto de la gama*, así como ajustar el volumen de audio de cada video, con el fin de que el usuario no pierda ningún detalle del contenido que está viendo en ese momento. De este modo, es posible, por ejemplo, ver un partido de fútbol mientras vemos los comentarios por redes sociales y conversamos con un amigo.

Con un teclado inalámbrico y acceso al paquete Office trabajar desde el televisor es igual de práctico que hacerlo en el ordenador, pero mucho más cómodo. Además, la tecnología HDR10+ de los televisores Neo QLED los convierte en especialmente indicados para diseñadores gráficos, ilustradores y otros creativos del mundo de la imagen. Además, la aplicación Samsung Dex permite compartir la pantalla de tu móvil en la televisión. Todos estos detalles hacen más cómodo y viable el optar por un trabajo flexible o estudiar desde casa.

El modelo híbrido es el futuro

Según el informe de Adecco Remote Work in Western Europe se estima que el 36% de los trabajos se pueden realizar de forma remota. Para el porcentaje restante, del 64%, se puede plantear un modelo híbrido. Mila Pérez González, profesora titular del área de dirección de personas de Deusto Business School, cita estas cifras para ilustrarlas después con un ejemplo personal: “El gerente de una pequeña empresa me comentaba recientemente que descartaba la vuelta 100% al modelo presencial, y lo resumía en pocas palabras. Decía, “vamos a priorizar el qué y no tanto el dónde”.

El presentismo en España está muy arraigado, y se basa en la falsa creencia de considerar que de esta manera se tiene más control sobre el trabajo de la plantilla

Mila Pérez González, profesora titular del área de dirección de personas de Deusto Business School

Según la experta, este modelo ayuda a fidelizar el talento que ya se tiene e incluso a captarlo de fuera. Al final no se trata tanto de lo que quiera imponer el empresario, sino de lo que pueda elegir el trabajador. Esto podría cambiar el panorama nacional, más reacio que el de otros países de nuestro entorno. “El presentismo en España está muy arraigado”, señala la experta, “y se basa en la falsa creencia de considerar que de esta manera se tiene más control sobre el trabajo de la plantilla”. No es así, explica Pérez González. Y lo será menos en un contexto en el que muchas empresas van a ofrecer un modelo híbrido. Los trabajadores optarán entonces por cambiarse al lugar donde le ofrezcan mejores condiciones.

Fernández Jaria se muestra de acuerdo. El experto, autor de un libro sobre bienestar en el trabajo, Trabaja en modo actitud, cree que la flexibilidad laboral y la posibilidad de trabajar desde casa será uno de los grandes alicientes del trabajo del futuro. Por eso las empresas, aunque sean reacias, se van a tener que adaptar.

La función Remote Access de Samsung Smart TV hace que se conecte a un PC a distancia.
La función Remote Access de Samsung Smart TV hace que se conecte a un PC a distancia.

Trabajar o estudiar a distancia han dejado de ser rarezas para convertirse en posibilidades. Nuestros trabajos son, cada vez más, híbridos. Por eso nuestras casas se están convirtiendo también en espacios híbridos. Lugares en los que un televisor se puede transformarse en un centro de operaciones y un teléfono en una agenda de trabajo. Las casas tienen el potencial de convertirse en sucedáneos más cómodos, más flexibles y más divertidos de lo que nunca fue la oficina.

*Consulta los modelos disponibles en la página web de Samsung.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*

×

Hola

Deseas mayor información, escríbeme.

×