Empleo tecnológico: Madrid lidera, pero pierde fuelle; Canarias y Murcia, las que más crecen

Empleo tecnológico: Madrid lidera, pero pierde fuelle; Canarias y Murcia, las que más crecen

La tecnología y la transformación digital constituyen dos de las apuestas del Gobierno, como prueba el reciente viaje de Pedro Sánchez a distintos puntos de Estados Unidos con la sola idea de atraer inversiones de los grandes fondos y tecnológicas. Y en ese desafío, las comunidades autónomas se han enzarzado en una carrera por atraer talento tecnológico y crear empleo, en algunos casos con rebajas fiscales.

Más información

El Instituto Nacional de Estadística (INE) cifra en 613.000 los empleos relacionados con tecnología que había en España a finales de 2020 (desde programación a animación pasando por trabajos con inteligencia artificial), cifra que ha crecido un 14% desde que en 2012 se reactivó el mercado laboral tras la crisis financiera de finales de la primera década del siglo, según los datos de la Encuesta de Población Activa que elabora el Organismo. Aproximadamente un tercio de estos puestos de trabajo los acapara la Comunidad de Madrid (hasta unos 216.600). La pugna del resto de regiones, los incentivos fiscales, la diáspora provocada por la pandemia y los menores costes de vida, sin embargo, han provocado que la capital de España haya perdido fuelle y registre un retroceso del 0,8% desde 2012 hasta 2020 en el esfuerzo de atraer talento tecnológico. Y eso, a pesar de las agresivas políticas fiscales puestas en práctica por el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso.

La creación de empleo en la capital de España también palidece si se compara con el comportamiento de otras metrópolis europeas, según muestra la evolución de ocupados en alta tecnología según la estadística Labour Force Survey que elabora Eurostat. Según los datos de la oficina europea, en el mismo periodo, Berlín ha sumado un 83% más de empleos relacionaos con la tecnología hasta 183.700 puestos de trabajo, frente al alza del 25,2% de la zona metropolitana de París, que suma 433.300 empleos. Para Londres, los datos de Eurostat se limitan a 2019: en este caso, el alza era del 33% hasta 367.600 empleos.

De esta situación se están aprovechando otras comunidades autónomas, que sí registran crecimientos importantes en la creación de empleo tecnológico. Es el caso de Cataluña, por ejemplo, que en los últimos años está consolidando un potente ecosistema de empresas emergentes. La capital catalana ha liderado desde hace años todos los rankings del sector en España (inversiones, número de acuerdos) y es vista en Europa como un ecosistema preferido para los techies. El último ejemplo, el anuncio de Microsoft esta misma semana de que instalará en Barcelona un centro de investigación en inteligencia artificial para mejorar la experiencia de usuario en sus productos web, como el buscador Bing y los servicios en la nube Windows Azure. Así, la región logra ampliar el número de empleos tecnológicos en un 32,6% desde 2012, según los datos del INE, y ya copa un total de 129.000 empleos.

La Comunidad Valenciana también muestra un gran dinamismo con un alza del 46% en el empleo tecnológico hasta sumar 48.100 empleos. Acompañan a Madrid en la caída regiones activas empresarialmente como País Vasco, que desciende un 9,7% hasta 26.900 empleos. El Gobierno autonómico lanzó a finales del pasado año el programa BIND 4.0 para atraer proyectos relacionados con internet de las cosas (IoT), big data, inteligencia artificial, visión artificial, robótica, ciberseguridad y biociencias o técnicas de alimentación, entre otras nuevas disciplinas. Baleares, por su parte, retrocede un 9,8% desde 2012 hasta sumar 11.500 puestos de trabajo relacionados con la tecnología.

Canarias, la que más crece

No es, con todo, la región que más crece en la captación de talento tecnológico. Este puesto corresponde a Canarias, región que está tratando de crear un ecosistema de empresas tecnológicas y que pese a estar aun lejos en números totales (cuenta con 17.100 ocupados), presenta un alza del 88% desde 2012. “Tenemos la materia prima para atraer talento”, sostuvo recientemente a EL PAÍS el presidente de la Zona Especial Canaria (ZEC), Pablo Hernández. “Nuestras infraestructuras tecnológicas, un creciente talento en las universidades, los incentivos fiscales más potentes de Europa y la calidad de vida”. Lufthansa y Volkswagen están instaladas en Canarias, desde donde ofrecen servicios informáticos. Atos, por ejemplo, está dando servicio a media Europa desde las islas, incluyendo el metro de Londres, Airbus, Disney o los pasados Juegos Olímpicos de Tokyo.

Otra de las regiones pujantes es Andalucía, que trata de situar a la ciudad de Málaga dentro del panorama tecnológico. En febrero, Google anunció la instalación en la ciudad de un centro de excelencia para la ciberseguridad con más de 2.500 metros cuadrados. La comunidad autónoma crece en un 20% el número de empleos tecnológicos. En el caso de la provincia de Málaga, el repunte es del 57%.

Alta tecnología

Capítulo aparte merecen los empleos de alta tecnología (aquellos como la fabricación de productos farmacéuticos básicos y preparados farmacéuticos o de productos informáticos, electrónicos y ópticos), los cuales son más intensivos en conocimiento y, por lo tanto, en los que la atracción de talento resulta fundamental. España ha registrado en el periodo un incremento del 18,7% en el periodo. La Comunidad de Madrid es la que más empleos copa en este ámbito (247.100 de un total de 746.500), si bien su crecimiento se queda por debajo de la media nacional y de otras comunidades que se van abriendo hueco como Canarias (alza del 50,4%), Andalucía (32,8%), la Comunidad Valenciana (27,9%), País Vasco (22,1%) o Cataluña (20,2%).

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*

×

Hola

Deseas mayor información, escríbeme.

×