Funcionarios del Reino Unido se envían mensajes de WhatsApp que desaparecen. ¿Debería permitirse esto?

Funcionarios del Reino Unido se envían mensajes de WhatsApp que desaparecen. ¿Debería permitirse esto?

(CNN Business) — ¿Debería permitirse a los funcionarios del gobierno del Reino Unido enviarse «mensajes que desaparecen» por WhatsApp? Un juez del Tribunal Superior ha dictaminado que dos grupos activistas pueden proseguir con su caso para poner fin a esta práctica.

Los grupos sin ánimo de lucro Foxglove y Citizens recibieron el martes el visto bueno para impugnar el uso de los mensajes temporales por parte de los funcionarios del Reino Unido, lo que describen como «gobierno por WhatsApp». Aplicaciones como Signal y WhatsApp, que es propiedad de Facebook, permiten a los usuarios enviar mensajes que desaparecen automáticamente después de un tiempo determinado.

Los activistas acusan al gobierno de infringir las leyes sobre libertad de información y la Ley de Registros Públicos de 1958, que obliga al gobierno a preservar ciertos documentos oficiales por ser de interés nacional. Iniciaron un proceso judicial tras escribir al gobierno en marzo, pidiendo al primer ministro Boris Johnson que prohibiera la eliminación de mensajes.

La Oficina del Gabinete, que apoya al primer ministro y al gabinete, exige a los funcionarios que borren los mensajes del chat de WhatsApp al final de una conversación, según los grupos, que dijeron que las normas fueron reveladas por primera vez en el tribunal este martes.

La Oficina del Gabinete dijo que no hace comentarios sobre casos legales específicos.

«Los ministros utilizarán una gama de formas modernas de comunicación para las discusiones, en línea con los requisitos legislativos y teniendo en cuenta las guías del gobierno», dijo el miércoles un portavoz de la Oficina del Gabinete en respuesta a las preguntas de CNN Business.

publicidad

Mensajes que desaparecen

El escrutinio de las prácticas de comunicación del gobierno del Reino Unido se ha incrementado desde que Dominic Cummings, exasesor de Johnson, publicara en junio mensajes de Whatsapp en Internet que parecían mostrar charlas privadas con el primer ministro. Ese mismo mes, el Departamento de Asuntos Digitales, Cultura, Medios de Comunicación y Deporte (DCMS, por sus siglas en inglés) reconoció que permitía a los ministros y a los funcionarios públicos configurar sus mensajes para que se eliminaran al instante.

En julio, la comisaria de información del Reino Unido, Elizabeth Denham, inició una investigación formal sobre el uso de los canales de correspondencia privada en el Departamento de Sanidad y Asistencia Social, afirmando que la información de las cuentas de correo electrónico privadas o de los servicios de mensajería suele olvidarse, borrarse o perderse.

«La sugerencia de que los ministros y altos funcionarios utilicen canales de correspondencia privados, como cuentas de correo electrónico privadas, para llevar a cabo asuntos oficiales delicados es preocupante», dijo Denham en un comunicado en ese momento. «Preocupa al público sentir que puede haber una pérdida de transparencia sobre las decisiones que les afectan a ellos y a sus seres queridos».

La directora de Foxglove, Cori Crider, dijo el martes que el caso era el primero de este tipo y planteaba «una cuestión crítica en la gobernanza moderna”.

«Hacemos esto para defender la integridad de nuestro debate público. No podemos aprender de la historia si las pruebas se desvanecen en el aire», añadió.

Clara Maguire, directora de Citizens, dijo que la falta de transparencia del gobierno ha contribuido a los fallos de las políticas y ha obstaculizado la respuesta a la pandemia de coronavirus.

«Creemos que este caso está en el centro de este problema y esperamos demostrar que el gobierno por WhatsApp no solo es peligroso, sino también ilegal», dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*

×

Hola

Deseas mayor información, escríbeme.

×