Galaxy Z Fold 3: el primer móvil plegable de Samsung con cámara bajo la pantalla y soporte para un lápiz óptico

Galaxy Z Fold 3: el primer móvil plegable de Samsung con cámara bajo la pantalla y soporte para un lápiz óptico

Samsung Galazy Z Fold
Samsung Galazy Z Fold

A principios de 2019 Samsung presentó en San Francisco su primer móvil plegable, el Galaxy Fold. Desde entonces la marca surcoreana no ha parado de presentar este tipo de smartphones. Este miércoles, en el esperado evento virtual Galaxy Unpacked, ha vuelto a la carga con dos nuevos plegables: el Galaxy Z Fold 3 y el Galaxy Z Flip 3. El primero, con un diseño tipo libro, está pensado para aquellos usuarios que quieran “potenciar su productividad y lograr experiencias inmersivas” con una gran pantalla. El segundo, con un sistema de plegado vertical, es para quienes quieran y un terminal de un tamaño más reducido y “llamar la atención dondequiera que vayan”. Mientras que el Z Fold 3 estará disponible desde 1.799 euros, el precio del Z Flip 3 partirá de los 1.049 euros.

Más información

“Fuimos pioneros en el factor de forma y comenzamos nuestro viaje de la serie Galaxy Z porque vimos el potencial de esta tecnología para abrir literalmente nuevas formas de mirar, trabajar, jugar, capturar y conectarse”, ha afirmado Mark Holloway, director senior de producto de Samsung. Los fabricantes llevan años experimentando con nuevos diseños para intentar satisfacer las demandas de sus clientes. Compañías como Huawei, Motorola o Xiaomi participan en una carrera constante para lanzar smartphones que se doblan.

El diseño de los nuevos móviles plegables de Samsung es similar al de sus antecesores. Las pantallas principales de ambos smartphones ahora tienen una nueva lámina protectora que, según la marca, es un 80% más duradera. En teoría tanto las pantallas exteriores como el cristal trasero también son más resistentes “contra rasguños y caídas accidentales”. Para el marco de metal y las bisagras, se ha utilizado un nuevo material: armadura de aluminio. Holloway asegura que se trata del “material más resistente jamás utilizado en un teléfono inteligente” y que hace a ambos móviles “un 10% más duraderos que las generaciones anteriores”. Además, el nuevo aluminio supuestamente hace que los dispositivos sean más livianos, “una ventaja cuando se trata de portabilidad”.

La pantalla externa del Galaxy Z Fold 3 mantiene el tamaño de la de su antecesor (6,2 pulgadas). Está pensada para “leer inmediatamente las noticias o consultar los mensajes de amigos sin desplegar el dispositivo”. Su tasa de refresco es de 120 Hz, al igual que ocurre con gran parte de los smartphones de gama alta en el mercado. Esta tasa hace referencia a la cantidad de veces que la pantalla se actualiza por segundo. Cuanto más alta sea, más fluida es la experiencia, pero también se gasta más batería.

La pantalla principal de este terminal, que es la que se utiliza al abrir el smartphone, es de 7,6 pulgadas. Pero si por algo destaca el Galaxy Z Fold 3, es por ser el primer Galaxy y el primer plegable con una cámara bajo la pantalla. Samsung ha puesto píxeles sobre la lente de la cámara para crear “una experiencia de visualización sin interrupciones” y “más inmersiva”, según Holloway. Además de una cámara frontal en la pantalla interior de 4 megapíxeles, hay otra de 10 megapíxeles en la secundaria (la exterior). El smartphone también tiene una triple cámara trasera formada por un sensor principal, un gran angular y un teleobjetivo de 12 megapíxeles cada uno. El módulo de cámaras trasero, que en el Z Fold 2 era rectangular, pasa a ser más compacto y curvado.

El terminal es además compatible con el S Pen, el tradicional lápiz óptico de Samsung que suele acompañar a la gama Note. El gigante surcoreano ha diseñado dos modelos diferentes: el S Pen Pro, que es más grande (mide 173,64 milímetros y pesa 14 gramos) y el S Pen Fold Edition (mide 132 milímetros y pesa ocho gramos). El primero puede funcionar con bluetooth y está pensado para ser utilizado, además de con el Z Fold, con otros dispositivos como una Galaxy Tab o un Galaxy Book. El Fold Edition solo funciona con el Z Fold 3 y permite realizar algunas acciones —por ejemplo hacer una foto— con solo pulsar un botón. “La compatibilidad con S Pen hace que sea fácil dibujar correctamente o incluso firmar un documento directamente en el teléfono”, comenta Holloway.

Uno de los puntos fuertes de los terminales de gran pantalla es que facilitan la multitarea. Es decir, permiten utilizar varias aplicaciones a la vez. Por ejemplo, es posible chatear por WhatsApp mientras se visualiza un vídeo en Youtube y se revisa el calendario. Samsung asegura haber mejorado el modo de pantalla dividida. Con el Z Fold 2, se echaba en falta que algunas aplicaciones estuvieran diseñadas y actualizadas específicamente para dicho terminal. La compañía asegura haber trabajado para conseguirlo con gigantes como Google y Microsoft. “Hemos trabajado con muchos socios como Spotify y Youtube”, ha indicado Holloway.

El Galaxy Z Fold 3 es compatible con las redes 5G y está equipado con un procesador Snapdragon 888 de Qualcomm de 5 nanómetros. Además, cuenta con 12 GB de RAM y 256 o 512 GB de almacenamiento. Su batería es de 4.400 mAh, ligeramente inferior a la de su antecesor, el Z Fold 2, que alcanza los 4.500 mAh.

Galaxy Z Flip 3 5G

Samsung Galaxy Z Flip 3
Samsung Galaxy Z Flip 3Samsung

El otro terminal presentado por Samsung es el Galaxy Z Flip 3, que cuenta con un sistema de plegado vertical y adopta el clásico formato de concha que usan otros smartphones como el legendario Razr de Motorola. Desplegado, cuenta con una pantalla de 6,7 pulgadas y puede ser utilizado como un móvil normal. Plegado, tiene una pequeña pantalla secundaria de 1,9 pulgadas —algo más grande que la de su antecesor—, que permite consultar hasta cuatro notificaciones a la vez. “Puedes mantenerte al día con tus correos electrónicos de trabajo y tus chats grupales, todo sin abrir el teléfono”, ha explicado Charlotte Wicks, administradora de categorías de smartphones de Samsung. Además, en esta pantalla secundaria es posible configurar hasta seis widgets: del monitor meteorológico al recuento de pasos.

En el apartado fotográfico, el Galaxy Z Flip está equipado con una cámara frontal de 10 megapíxeles. En su trasera cuenta con dos sensores —uno principal y otro gran angular— de 12 megapíxeles. “Puedes tomar un selfi fácilmente mientras viajas sin ni siquiera desplegar el dispositivo”, ha indicado Wicks. El terminal, compatible con las redes 5G, cuenta además con un procesador Snapdragon 888, 8 GB de RAM y 128 o 256 GB de almacenamiento. La batería se mantiene con respecto a la de su antecesor y alcanza los 3.300 mAh.

Nuevos relojes y auriculares inteligentes

La marca surcoreana también ha presentado nuevos relojes inteligentes y auriculares inalámbricos. Con los Galaxy Watch 4 y Galaxy Watch 4 Classic, Samsung pretende hacer frente a la compañía de Cupertino y sus Apple Watch, los smartwatches más vendidos del mercado, según Statista. Samsung ha presentado dos modelos distintos: el Galaxy Watch, que sería “la opción moderna y minimalista con una caja de aluminio elegante y duradera, una correa deportiva resistente al sudor y un bisel digital de perfil bajo”, y el Galaxy Watch Classic. Este último dispositivo “está fabricado con acero inoxidable y otros materiales de lujo” y cuenta con un bisel giratorio.

Galaxy Watch 4
Galaxy Watch 4

El fabricante quiere que sus relojes inteligentes monitoricen cada vez mejor la salud de los usuarios. Según la compañía, “estar saludable significa diferentes cosas para diferentes personas, ya sea centrarse en el peso, desarrollar músculos, mantenerse activo o impulsar el metabolismo”. Los nuevos Galaxy Watch 4 cuentan con un detector de ronquidos y tienen una nueva herramienta de análisis de composición corporal que en teoría ofrece información sobre la tasa metabólica basal, la retención del agua o el porcentaje de grasa corporal. Aún habrá que esperar para comprobar hasta qué punto es precisa esta herramienta y cómo realiza dichas mediciones.

Samsung también ha renovado sus auriculares inalámbricos. Los nuevos Galaxy Buds 2 destacan por una cancelación de ruido que en teoría sirve para reducir los sonidos externos hasta en un 98%. Además el usuario puede escoger entre tres niveles de sonido ambiental y ajustarlos para decidir cuánto escuchan del mundo que les rodea. Para que las llamadas sean claras, los auriculares supuestamente identifican mediante aprendizaje automático los ruidos de fondo que pueden ser motivo de distracción como las bocinas de los automóviles o el viento.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*

×

Hola

Deseas mayor información, escríbeme.

×