iPad Pro, a prueba: la tableta más potente de Apple con una cámara que sigue al usuario en las videollamadas

iPad Pro, a prueba: la tableta más potente de Apple con una cámara que sigue al usuario en las videollamadas

iPad Pro.
iPad Pro.I. R.

Hace aproximadamente un año Apple anunció el inicio de una nueva era: sustituiría los procesadores de Intel de sus ordenadores por sus propios chips. Ahora ha ido un paso más allá. El chip M1 también está incorporado en el último iPad Pro. La tableta más potente de la compañía de Cupertino estrena pantalla y es compatible con las redes 5G. Además destaca por una cámara frontal que, pese a no estar ubicada en el lugar más apropiado, es capaz de seguir al usuario durante una videollamada.

EL PAÍS ha probado durante un mes la versión del iPad Pro con una pantalla de 12,9 pulgadas, disponible desde 1.199 euros. Se trata de una tableta cara y grande que, pese a sus dimensiones, resulta cómoda en mano y no es especialmente pesada (682 gramos). Mide 28 centímetros de largo, 21,4 de ancho y tiene 6,4 milímetros de grosor. El diseño del dispositivo recuerda al de su antecesor y al de otros terminales del gigante tecnológico como los iPhone 12: además de los bordes planos, también comparte el módulo de cámaras cuadrado. Al usarlo, apenas quedan marcadas las huellas dactilares en su trasera.

El nuevo iPad Pro estrena además una pantalla Liquid Retina XDR con más de 10.000 miniLEDs. Aunque no se nota un cambio gigantesco con respecto a generaciones anteriores, la experiencia al utilizarla es muy positiva. Destaca tanto por el contraste como por el realismo de algunos colores, especialmente a la hora de consumir contenidos audiovisuales o editar fotografías. La tasa de refresco —la cantidad de veces que la pantalla se actualiza por segundo— alcanza los 120 Hz. Con ella, la experiencia es fluida en todos los supuestos. Tanto los desplazamientos entre pantallas como las animaciones resultan bastante rápidos.

Una cámara que te sigue

La cámara frontal es de 12 megapíxeles y los resultados son correctos para realizar videollamadas. Un punto a favor teniendo en cuenta que la calidad de las cámaras de gran parte de los portátiles en el mercado deja bastante que desear. No obstante, su ubicación puede no ser la ideal en algunos casos. No es lo mismo utilizar la tableta de forma vertical que apaisada. Al ponerla de forma horizontal, la cámara queda en un lateral en lugar de estar centrada en la parte superior del dispositivo. Una función que resulta útil durante las videollamadas es Center Stage. La cámara utiliza aprendizaje automático para seguirnos y enfocarnos si nos movemos mientras hablamos. Algo similar a lo que hace el asistente Amazon Echo Show 10.

Más información

En el módulo de cámaras trasero, la tablet tiene tres sensores: uno principal de 12 megapíxeles, un gran angular de 10 y un sensor LiDAR, que puede resultar útil para aquellos usuarios que utilicen aplicaciones de realidad aumentada. Dadas sus dimensiones, el iPad Pro no resulta del todo cómodo a la hora de utilizarlo para hacer fotos. Aunque los resultados de las fotografías son buenos, en algunas circunstancias —especialmente de noche— no son comparables a los que se consiguen con un smartphone de alta gama como el iPhone 12 Pro Max.

Pero, si por algo destaca esta tableta, que es compatible con las redes 5G, es por ser la primera que incluye el procesador M1. La versión que ha probado este periódico es la de 512 GB de almacenamiento. El rendimiento es muy positivo en todos los supuestos: tanto al jugar como al editar vídeos o fotografías o usar apps de realidad aumentada. Prácticamente no se experimenta ningún tipo de lag —retardo— en el día a día. En las pruebas realizadas, la batería ha alcanzado la jornada completa de uso.

Un teclado magnético para parecerse a un portátil

El Magic Keyboard es un teclado que se adhiere de forma magnética a la trasera del iPad Pro. Al hacerlo, la experiencia es muy similar a la de utilizar un ordenador. El accesorio resulta cómodo para escribir e incorpora un trackpad (panel táctil para mover el cursor) bastante preciso. Pero tiene un inconveniente: el precio. Cuesta 399 euros. Además de ser una tableta muy potente, el iPad Pro cuenta con funciones interesantes como una que permite utilizar dos aplicaciones a la vez.

En los últimos años Apple ha sido la compañía líder en el mercado de las tabletas, según el portal especializado en estadísticas de mercado Statista. Aunque con el iPad Pro no se llega a conseguir una experiencia igual a la que se logra con un portátil, para muchos usuarios la tableta más potente de Apple puede ser una herramienta de trabajo muy eficaz. Mejoras como las de la pantalla o las del nuevo chip pueden resultar útiles para los usuarios profesionales, pero también es posible que no marquen una gran diferencia para una parte de los usuarios.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*

×

Hola

Deseas mayor información, escríbeme.

×