La sostenibilidad se hace un hueco entre las grandes empresas

La sostenibilidad se hace un hueco entre las grandes empresas

Una empresa comprometida con el mundo y la sociedad es una compañía más rentable y con mayores oportunidades en el mercado. Hoy, ser sostenible y ayudar a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), promovidos por Naciones Unidas, se ha convertido en un motor para hacer negocios. Porque los consumidores y los inversores, cada vez más, buscan firmas que cuiden el medioambiente. “El reto es mayúsculo porque tenemos que combinar crecimiento económico y ayudar al planeta”, afirmó Federico Gómez, director de Sostenibilidad de Grupo Santander.

“Las grandes empresas se han dado cuenta de que el futuro es sostenible”, subrayó el representante del banco. “El reto involucra a todos”, explicó Gómez en Radar Sostenible: Planetas, la iniciativa conjunta de Retina y Banco Santander para analizar el cuidado del medio ambiente y la lucha contra la crisis climática. La emergencia sanitaria, provocada por la covid-19, ha puesto en evidencia la fragilidad del mundo en que vivimos y, a su vez, los directivos de las compañías han abrazado la sostenibilidad como la punta de lanza para seguir creciendo. El hecho no es baladí. Según una encuesta realizada por PwC, entre más de 30.000 personas en todo el mundo, alrededor de dos tercios de los consumidores se han decantado por una determinada marca por sus políticas ambientales. Más de la mitad ha dejado otras por no ofrecer condiciones laborales justas, y otra parte importante se ha alejado de alguna por las causas sociales que apoyaba.

“Tenemos un modelo económico basado en producir, consumir y tirar, que ha conseguido varios progresos para la humanidad en las últimas décadas, pero que es necesario cambiarlo”, destacó María Malaxechevarría, directora general de Sostenibilidad de Endesa, durante su participación en el evento. El trabajo a favor del medio ambiente que ha hecho esta empresa no es algo nuevo. En 2003, la firma de energía se convirtió en una de las primeras compañías españolas en su ramo en implantar una política de ESG: inversión socialmente responsable, que no solo considera la rentabilidad, sino también el impacto social o al planeta. Desde entonces, el tema ha ido escalando en la dirección, el consejo y la junta de accionistas. Y no solo eso. También ha sido una fuerza tractora entre las pequeñas y medianas empresas (pymes) con las que trabaja.

“Las grandes empresas tenemos un papel fundamental: demostrar nuestro liderazgo y ser tractores de otros”, afirmó Malaxechevarría. Desde el punto de vista de aprovisionamientos, por ejemplo, los proveedores de Endesa tienen que pasar por un proceso de calificación en materia de sostenibilidad y adherirse diversos requisitos, sociales y medioambientales. “Si no se cumplen directamente no podrán acceder a las licitaciones de nuestras compras de bienes y servicios”, explicó. Para Mónica Chao, directora de Sostenibilidad de Ikea en España, hablar del tema requiere de experiencia, rigor y de perfiles adecuados que sepan desgranar los asuntos complejos en acciones concretas. Sobre todo es necesario que la alta dirección de la compañía se comprometa con el cuidado al medioambiente y la sociedad, afirmó la representante de la empresa durante su participación.

“No basta con meros compromisos o decir palabras… Hace falta conocimiento transversal de las compañías”, advirtió. Chao detalló que la firma tiene el objetivo de ser neutros en carbono para 2030. Para ello ya están dando pasos importantes. “En España, el 85% de la energía que consumimos ya es renovable. Estamos trabajando para ser una economía circular. Hemos retirado ya, por ejemplo, los plásticos de un solo uso, estamos integrando también materias primas secundarias en nuestros procesos de producción”, abundó. La gran meta de Ikea es que el cliente que compra en cualquier tienda esté seguro de que cualquier producto que allí se vende se ha hecho pensando en el medioambiente. “Este año hemos contribuido a que 20 millones de españoles vivan una vida más sostenible y más saludable, que es un número que bueno, nos alegra y casi nos emociona, por ser parte de este cambio que estamos viendo en la sociedad. ¿Cómo logramos esto? Lo logramos porque tenemos 3.700 referencias que son sostenibles”, agregó.

Una apuesta por un mejor mundo

El sector financiero ha sido uno de los que mejor ha entendido la sostenibilidad. No solo tiene el objetivo de mutar desde dentro, sino también de ser un factor de cambio a través de su actividad. “Las empresas tienen que transformarse y la banca tiene que dar esa respuesta”, aseguró Gómez. Banco Santander, por ejemplo, avanza por tres grandes vías. La primera: dejar de financiar, de forma progresiva, a firmas de energía cuyos ingresos dependan en más de un 10% en el carbón térmico para 2030. La segunda: dar muchos más recursos a las actividades verdes. La tercera: acompañar a las organizaciones en el camino hacia la sostenibilidad. “El banco les propone soluciones específicas, productos específicos para poder hacer ese cambio”, destaca el representante de la firma.

“Nos dimos cuenta hace ya años que el rol del banco tenía que ser el de acompañar a los clientes hacia esa transición. Pero lo primero que hicimos fue hacer un cambio interno”, destacó Gómez. Ese viraje dio vida a la Comisión de banca responsable, sostenibilidad y cultura, formada por cinco consejeros independientes que asesoran al consejo de administración en el diseño de los valores corporativos, incluyendo la estrategia de prácticas de negocio responsables y sostenibilidad. “La banca es otro agente económico, como son los individuos, como son las empresas no financieras”, resaltó Gómez.

En este momento nadie se está quedando atrás. Según el experto, el impulso de los fondos europeos y la urgencia de rescatar al planeta se han unido para echar adelante proyectos en favor de la sostenibilidad. “Soy optimista. Nunca he visto a tantos agentes sociales, desde los Gobiernos, a las empresas, la banca, el regulador, la investigación… por primera vez he visto a estos grupos remando en la misma dirección”, agregó. “El esfuerzo que se está poniendo por parte de todos dará sus frutos”, concluyó.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*

×

Hola

Deseas mayor información, escríbeme.

×