Turismo espacial: las diferencias entre los vuelos de Virgin Galactic, Blue Origin y SpaceX

Turismo espacial: las diferencias entre los vuelos de Virgin Galactic, Blue Origin y SpaceX

(CNN Español) — La carrera del turismo espacial ha comenzado.

Primero, el empresario y multimillonario británico Richard Branson se elevó por los cielos en un avión espacial supersónico desarrollado por su compañía, Virgin Galactic, y pocos días después, Jeff Bezos abordó la nave New Shepard para realizar un primer viaje de placer que lo llevó al espacio y de regreso con su compañía Blue Origin.

Por su parte Elon Musk, fundador de SpaceX, está planeando su propio lanzamiento al espacio programado para finales de 2021. La diferencia es que, hasta el momento, Musk no ha anunciado sus intenciones de formar parte de la tripulación de Inspiration4. 

Aunque Branson viajó al espacio un par de días antes que Bezos, el británico dijo a CNN «honestamente, no veo esto como una carrera espacial», a pesar de la proximidad entre misiones. De hecho, Virgin Galactic  felicitó en Twitter a Blue Origin tras su exitoso vuelo e indicó que «juntos abriremos [el] espacio para bien», esto después de que Blue Origin insinuara que el vuelo de Virgin Galactic no era «espacial».

A continuación te explicamos los pormenores de cada una de las misiones al espacio impulsadas por este trío de multimillonarios, quienes dieron los primeros pasos para que el próximo gran destino vacacional esté fuera de este mundo.

Mira a Jeff Bezos y su tripulación flotar en el espacio 1:30

Espacio orbital vs. espacio suborbital

Una de las diferencias claves entre las misiones de Virgin Galactic, Blue Origin y Space X, es que las primeras dos misiones fueron vuelos al espacio suborbital, en donde los viajeros se expusieron brevemente a la ingravidez y pudieron ver las vistas del espacio durante un vuelo al borde de la atmósfera, a aproximadamente 96 kilómetros sobre la Tierra.

publicidad

Tanto los vuelos tripulados por Branson y Bezos fueron breves, ya que subieron y bajaron el mismo día.

La SpaceShipTwo de Virgin Galactic se elevó a los cielos a las 8:30 am hora local del 11 de julio a unos 15.240 metros en el aire. A bordo, los pasajeros experimentaron hasta tres G de fuerza por el estallido de aceleración extrema y vieron cómo el cielo azul se desvanecía en la oscuridad moteada de estrellas del espacio exterior.

En la parte superior de la ruta de vuelo, a más de 80 kilómetros de altura, el vehículo estuvo suspendido en ingravidez durante unos minutos, lo que permitió a los pasajeros disfrutar de vistas panorámicas de la Tierra y el espacio mientras el SpaceShipTwo giraba sobre su vientre. El vuelo de Virgin Galactic alcanzó una altitud máxima de 86 kilómetros sobre la Tierra.

Por su parte, el 20 de julio Jeff Bezos junto con otros 3 tripulantes abordaron la cápsula New Shepard, en el lugar de lanzamiento de Blue Origin, justo antes de que el cohete encendiera sus motores a las 8:12 am hora del centro, haciendo que el vehículo superara la velocidad del sonido y se elevara a más de 105 kilómetros. En el punto más alto de la trayectoria de vuelo, los pasajeros estuvieron ingrávidos durante unos tres minutos y se les permitió desprenderse de su asiento para flotar y disfrutar de las vistas panorámicas de la Tierra y el cosmos.

Tanto el vuelo de Virgin Galactic como el de Blue Origin, alcanzaron el límite del espacio exterior, según el Gobierno de Estados Unidos. Estos vuelos suborbitales requieren mucha menos potencia y velocidad. Eso significa que se requiere menos tiempo para que el cohete se queme, temperaturas más bajas quemando el exterior de la nave espacial, menos fuerza y compresión que rasga la nave espacial y, en general, menos oportunidades de que algo salga muy mal.

Por su parte, la misión de SpaceX —programada para septiembre de este año— alcanzará el espacio orbital, viaje que implica despegues de alta velocidad que rompen la gravedad y duraciones más largas. La nave Crew Dragon de SpaceX alcanzará una altitud de 540 kilómetros y orbitará a la Tierra cada 90 minutos durante el viaje que tendrá una duración aproximada de 3 días.

Los cohetes orbitales necesitan acumular suficiente potencia para alcanzar al menos 2.759 km/h (17.000 millas por hora), lo que se conoce como velocidad orbital, esencialmente dando a una nave espacial la energía suficiente para continuar girando alrededor de la Tierra en lugar de ser arrastrada inmediatamente hacia abajo por la gravedad.

La carrera del turismo espacial

Quiénes son los tripulantes

Virgin Galactic: Branson ocupó uno de los seis lugares disponibles dentro de la nave Unity 22 con el fin de evaluar la experiencia de vuelo para mejorar el viaje para futuros clientes. A la tripulación se unió Beth Moses, instructora principal; Colin Bennet, ingeniero jefe de operaciones de Virgin Galactic; Sirisha Bandla, vicepresidenta de Asuntos Gubernamentales y Operaciones de Investigación de Virgin Galactic; y los pilotos Dave Mackay y Michael Masucci.

El fundador de Virgin Galactic, Sir Richard Branson, con Sirisha Bandla sobre sus hombros, vitorea con los miembros de la tripulación después de volar al espacio a bordo de una nave de Virgin Galactic, un viaje que describió como la «experiencia de su vida», y que espera que marque el comienzo de un era del lucrativo turismo espacial. (Crédito: PATRICK T. FALLON/AFP vía Getty Images)

Blue Origin: Jeff Bezos y su hermano, Mark Bezos, ocuparon dos de los seis asientos disponibles dentro de la nave New Shepard. Al viaje se les unió Wally Funk de 82 años, miembro del programa «Mercury 13» y quien  se entrenó para ser astronauta, pero no logró ir al espacio; así como el Oliver Daemen un joven de 18 años quien se convirtió en la persona más joven en viajar al espacio.

Daemen fue el primer cliente pago de Blue Origin, y su padre, un inversor, compró su boleto. Este joven neerlandés ocupó el lugar del misterioso postor que ofreció la suma de US$ 28 millones por un viaje de 11 minutos al borde del espacio junto a Jeff Bezos y quien tuvo que posponer su viaje al espacio debido a «conflictos de agenda».

Oliver Daemen, Mark Bezos, Jeff Bezos y Wally Funk realizaron el primer vuelo espacial humano de la compañía Blue Origin. (Foto de Joe Raedle / Getty Images) (Crédito: Joe Raedle/Getty Images)

Inspiration4: la tripulación estará conformada por el multimillonario Jared Isaacman, fundador y CEO de Shift4 Payments, quien donará tres de los asientos dentro de la Crew Dragon a miembros que fueron seleccionados “para representar los pilares de la misión: liderazgo, esperanza, generosidad y progreso”, según SpaceX.

Al viaje se le une Hayley Arceneaux de 29 años, sobreviviente de cáncer y asistente médico en el hospital infantil St. Jude de Tennessee. Arceneaux se convertirá en la estadounidense más joven en visitar el espacio y en la primera persona con una prótesis en viajar al espacio. También está la Dra. Sian Proctor, profesora de geociencias y especialista en comunicación científica; y Christopher Sembroski, consejero del campamento educativo Space Camp y exmilitar de las Fuerzas Aéreas de EE.UU.

La nave Dragon tiene asientos para hasta siete pasajeros, por lo que más personas podrían sumarse al viaje. Por ahora, no se sabe si Musk formará parte de la misión Inspiration4.

Chris Sembroski, Hayley Arceneaux, Jared Isaacman y Dr. Sian Proctor se preparan para su vuelo al espacio programado para septiembre de 2021. Crédito: Inspiration4 / John Kraus

Francesca Street y Jackie Wattles colaboraron para este reportaje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*

×

Hola

Deseas mayor información, escríbeme.

×